Té Galés - Una tradición bien patagónica.

Esta es una tradición bien patagónica, nacida con los primeros colonos que se reunían a compartir más que un té en las capillas o en cada ocasión importante.
Acostumbrados a la imagen del «five o´clock tea» de los ingleses, no es raro que se vincule al Té Galés con aquella otra figura. Pues no, solo la presencia de la misma infusión los une . . .el té galés es una tradición en la Patagonia y va más allá de una excelente propuesta gastronómica.

El té y el encuentro.

Después de cada oficio religioso o cuando había que decidir algo importante o incluso celebrar, el «vestry» de las capillas se llenaba de colonos que llegaban desde su chacra para compartir un té comunitario. Uno en el que cada quien se acercaba con sus recetas familiares, sus panes caseros, la manteca o los productos que había logrado que la arisca tierra patagónica produjera.

Ese era un momento fundamental en la vida de las comunidades galesas del Chubut y por eso, cuando hoy se disfruta del servicio que ofrecen las casas de té se nota que los anfitriones buscan transmitir esa historia en cada plato.


Productos con sentido.

En la mesa, además por supuesto del té, hay tortas, scons, panes y manteca caseros. Y las elecciones no son al azar.

El trigo fue uno de los productos emblemáticos, especialmente en el Valle 16 de Octubre (Chubut), de modo que los panes caseros reflejan una historia que vale la pena conocer. 

La manteca casera, igual que la tarta de crema (insuperable) remiten a la ganadería como parte constitutiva del trabajo en el campo.

Mientras que las tartas de frutas y los dulces de corinto o de cereza nos hablan de la riqueza de esta región.

Pero la reina de la mesa es la torta negra galesa. Como la masa no se une con leche ni crema, tiene la capacidad de conservarse durante mucho tiempo. Era ideal para los largos viajes del siglo XIX; para conservar productos que podían echarse a perder; y dio pie a tradiciones como aquella que dice que en la torta de casamiento un piso debe ser de torta negra…y que los esposos tienen que compartir una porción cada año.

Una receta de torta negra.

Cada familia tiene su propia receta de torta negra, con un secreto que la hace única. Para los que aman cocinar, les compartimos una receta, para que puedan crear su propia receta familiar.

Ingredientes:

- Harina 300 g
- Pasas de uvas 200 g
- Agua 250 cc.
- Nueces picadas 75 g.
- Frutas abrillantadas 250 g
- 2 cucharaditas de bicarbonato
- Azúcar negra 200 g.
- 1 cucharada de miel
- Margarina 200 g.
- ½ copita de licor

Procedimiento:

Hidratar la pasas en el agua y luego poner a hervir junto con la miel y el azúcar durante unos pocos minutos. Dejar enfriar y unir con la margarina.
Agregar luego la harina con el bicarbonato, las nueces, las frutas abrillantadas y el licor.
Revolver en forma envolvente hasta que quede una masa lisa y los elementos se distribuyan de manera uniforme en la mezcla.
Volcar la preparación en un molde enmantecado y enharinado. Hornear durante una hora a temperatura moderada.
 Trevelin, famoso por su belleza natural y su rica tradición galesa.
  Visitando la Casa de Té Nain Maggie (Trevelin)🏴󠁧󠁢󠁷󠁬󠁳󠁿
 Visitando la Casa de Té Nain Maggie (Trevelin)🏴󠁧󠁢󠁷󠁬󠁳󠁿