Un museo vivo, Molino Harinero Nant Fach.


Un viaje al pasado para adentrarse en un museo vivo, en donde las cosas tienen movimiento y en donde el legado de los galeses que llegaron al Valle Hermoso continúa vigente.

El Molino Harinero Nant Fach es un sitio único que debe formar parte de cualquier itinerario por la provincia de Chubut. Está ubicado en el Km 56 de la Ruta 259, a 17 kilómetros de Trevelin y muy cerca del límite con Chile.
No solo el molino replica a los que poblaron el Valle 16 de Octubre hace un siglo, sino que su creador, Mervyn Evans, es el espejo fiel del espíritu emprendedor de los pioneros galeses que dieron vida a la producción local.

Los molinos del Cwm Hyfryd (Valle Hermoso) se remontan a 1891, cuando Rhys Thomas estableció el primero. El trigo del valle era excepcional, tanto que obtuvo medallas en Exposiciones mundiales en París y Chicago.
Esa próspera industria triguera creció hasta 1949, cuando una decisión administrativa puso en desventaja a los molinos de la región que, rápidamente, desaparecieron.

Lo que no desapareció fue el espíritu y el empuje que llevaron a Mervyn Evans, bisnieto del colono Thomas Dalar Evans que se instaló en la zona en 1894, a construir el Molino Nant Fach y con él el Museo de Colonos Galeses.
La visita guiada al museo se extiende por espacio de una hora. El propio constructor de este molino, con su noria impulsada por las aguas de un arroyito que baja dela Cordillera, es el guía que desgrana la historia del trigo en la región. Pero además explica cada detalle técnico de esta pequeña maravilla que aún hoy sigue produciendo harina de calidad, con trigo de la región.


Además del Molino en sí, en el museo se pueden ver infinidad de artefactos que formaban parte de la vida cotidiana de los primeros galeses. Desde vajilla a instrumentos musicales; desde herramientas a documentos y vestimenta de la época.
El Molino Nant Fach funciona todo el año y es parte del circuito de la Ruta 259 o Ruta Galesa, donde también se pueden visitar las áreas naturales protegidas de Nant y Fall, y del Lago Baggilt, además de viñedos y una estación de piscicultura donde se crían truchas.